Según los datos difundidos recientemente por la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Seguridad (APROSER), este sector es, y será en los próximos años, uno de los mejores generadores de empleo.

Sin ir más lejos, las 300 compañías de seguridad que operan hoy en España tienen la necesidad de contratar a cerca de 5.000 personas para ocupar unos puestos que, aunque parezca extraño, se encuentran vacíos. Y lo están por falta de personal habilitado, es decir, de trabajadores que hayan superado las pruebas obligatorias del Ministerio del Interior.